Imagen aprobación UL

Los usuarios de cables de datos exigen cada vez más especificaciones de tensión y homologaciones de la organización estadounidense de pruebas y normalización Underwriter’s Laboratory (UL). Sin embargo, los cables de datos no están diseñados para la transmisión de corriente pesada ni se utilizan para este fin en la práctica. La razón de esta tendencia es otra, y tiene su origen en la instalación de las llamadas bandejas de cables.

Las bandejas de cables se utilizan principalmente en el cableado de edificios, pero también en la ingeniería mecánica y la automatización industrial. Se trata de estructuras de soporte para cables e hilos eléctricos y suelen ser de chapa de acero o acero inoxidable o de plástico. Las bandejas suelen tener varias cámaras en las que los instaladores pueden tender cables con diferentes funciones y tensiones por separado. Entre ellas hay placas de apantallamiento para evitar las interferencias, por ejemplo, de las ondas electromagnéticas. En función de las condiciones de instalación, la bandeja de cables puede formar parte del cableado de la máquina o del cableado del edificio; esto lo determina el inspector de UL.

Cuando se coloca un nuevo cable de datos en una nave de producción con un sistema de soporte existente, puede ocurrir que una cámara relevante no esté destinada a este fin o que ya esté totalmente ocupada. En este caso, el instalador debe inevitablemente tender el cable en la cámara siguiente, donde a menudo hay cables de alimentación con una rigidez dieléctrica de hasta 600 voltios, y en raros casos incluso de 1.000 voltios.

Ver artículo completo AQUI

Comments are closed.